Blog

Una mirada a la obra de Gabriel Chávez Casazola

en Artículos 11 marzo, 2021
El poeta no cumple su palabra si no cambia los nombres
de las cosas
(Nicanor Parra)

Lucy Jallaza
Club del Libro “Jaime Mendoza”

Poeta y periodista, nació en la ciudad de Sucre, Bolivia, el año de 1972, por su sensibilidad poética es considerado “Una de las voces imprescindibles de la poesía boliviana, y latinoamericana contemporánea”. Entre su producción literaria se encuentra:  “Lugar Común”, 1999;  “Escalera de mano”, 2003, “El agua Iluminada” ,2010; “La mañana se llenará de jardines”, 2013, “Tres antologías  de su obra”: “El pie de Eurídice”, “Gramar”, publicado en Colombia,2014,  “La Canción de la sopa”, “El ángel”, Ecuador 2014 y “Cámara de niebla”, “El sur porfiado”, Argentina 2014, La Paz, Plural 2015, “Multiplicación del sol” , Colombia, 2017; Chile, 2018, Antologías recientes: “II Canto dei cortilli”, Italia 2018, “La valiesse des fantomes”, Francia 2018 y “Persistence of tattoos”, E.E.U.U., 2018.

La obra poética de Chávez Casazola, expresa una emoción e inteligencia,  encontrada en todo el recorrido de  lo que le rodea y lo imaginado capaz de encontrar  poesía en el lugar menos esperado.

El prólogo de   María Luisa Martínez, en la obra “La mutiplicación del Sol” Cito: Está traspasada por la visión de los lares, el acceso al reino de la infancia reencontrada en la mixtura con los elementos”, por la cercanía con un mundo natural y primigenio, ya sea Ibibobo o Ñaurenda, que borra el escepticismo que lleva al poeta a afirmar: “He visto demasiado y  no creo en el hombre. /Amo los árboles. Los animales” La primera parte del libro “Árboles”, presenta dos potencias, Hiperión y Pando, son los majestuosos testigos de nuestros afanes, los que anteceden y sobrevivirán nuestra existencia son a ellos a quienes les debemos la multiplicación del sol. Tras la contemplación de los astros acecha el amor y su indisociable adversario la muerte.

” La multiplicación del sol, es un libro poético que contempla la naturaleza, el cosmos, el amor y la muerte, Dios, antes de Dios no había ninguno y no habrá ninguno después, está “en todos los elementos”, finaliza con el amor “Coda/dicha” cito:” Es maravilloso haber llegado al punto/en que ya no es preciso buscar la razón de tu vida/el amor de tu vida/el norte y sur de tu vida/ porque ya has encontrado todas las cosas o ellas te han  encontrado/y ahora puedes llamarlas, casi familiarmente/con un sustantivo/sea éste un nombre de alguien/-aquí puedes poner el que desees- o de algo misterioso, como la poesía…”

De Astros:                            

DE LA PROCEDENCIA DE LA LUZ

Gabriel Chávez Casazola

 

La luz viene siempre desde afuera

Léase sol, astros, fuego, lámpara:

Nosotros somos oscuridad.

 

¿Pero la luz viene siempre desde fuera?

¿En el principio era la oscuridad y la luz sobrevino?

¿Desde qué afuera?

¿O en el principio la luz era un adentro?

 

¿Y la idea de la luz dónde sucede?

¿Podría alguien ver la luz si nadie había?

¿Podía alguien llamarla luz e iluminarse?

 

Entre el afuera y el adentro, la luz.

Nosotros somos un canal de luz, un río,

Un mirar, un nombrar, un alumbrarse.

 

¿La luz que vino siempre desde afuera

Se hizo en la carne y habitó en nosotros?

¿Ahora otra vez la luz será un adentro?

¿Habrá sol astros fuego lámpara en tu pecho,

En tu retina, en una circunvolución de tu cerebro?

 

Nosotros somos luz,

Ahora la oscuridad es un afuera

Que reinará cuando nos apaguemos.

 

¿Y,  cuando nos apaguemos,

Volveremos hacia la luz primera?

¿Nos envolverá la oscuridad temprana?

¿Seremos luz, seremos nada?

 

Cierro los ojos,

La luz de la memoria

-el hombre tiene más al olvido que a la muerte

Me devuelve a un hombre que se llamó Machado,

 

Anoche cuando dormía

Soñé ¡Bendita ilusión!

Que un ardiente sol lucía

Dentro de mi corazón.

 

¿De dónde viene esa luz de este poema?

¿Del afuera que es Machado o del adentro

Que lo recuerda?

 

Insisto: ¿La luz viene siempre desde afuera?

Este poema de corte existencial y filosófico, plantea diferentes interrogantes y las respuestas de los lectores irán surgiendo de acuerdo a su posición; cultural, ideológica, doctrinal, etc.

¡El ser existe como luz o como oscuridad?… ¿Si la luz está fuera, en qué momento se vuelve adentro?… Qué significa luz…. ¿La luz es sinónimo de vida? o representa aquella fuerza impulsora que da vida?… ¿En qué momento la luz está afuera y en qué momento la luz está adentro?… ¿Si la luz es vida y ella está afuera, el hombre deja de vivir?… ¿Si la luz está adentro y se apaga, se convierte en oscuridad?… ¿O la Muerte es la luz?…  pero si como en el poema de Machado, la luz es el Espíritu que lo anima; o llámese Dios a esta fuerza; ¿permanece fuera en el recuerdo de los demás? entonces, la luz de adentro, ¿se convierte en trascendencia?… pero si ya está afuera…?  ¿Somos luz o somos oscuridad?… ¿Si somos luz venceremos al tiempo y permaneceremos?; mas, si somos oscuridad, nos apagaremos para siempre? …y se dará el olvido?…

Se pueden seguir haciendo mil interrogantes más y las respuestas serán variadas, de acuerdo al lector; sin embargo, todos estarán de acuerdo, en que, por la posibilidad de este múltiple cuestionamiento es que el poema se hace sumamente interesante y atractivo.

Bibliografía

Chávez, G. (2019). II. Astros. Multiplicación del sol. Plural Editores

Circulo de Poesía, revista electrónica de literatura. (2017). Puebla, MX. https://circulodepoesia.com/2017/10/poemas-de-gabriel-chavez-casazola/

Proyecto Patrimonio. (2014). Chile. http://letras.mysite.com/gcha100214.html

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *