Blog

Elena Zamora Pórcel entre poesía y relato

en Artículos 11 marzo, 2021
“.. y en el silencio largo de cada noche
Se edifica en mi alma, puro y callado,
Un bendecido gracias sin reproche”
(Elena Zamora Pórcel)
Por Veracruz Rivas
Socia del Club “Jaime Mendoza”

Que mejor forma de ser agradecidos, que honrar su memoria con la difusión de la vida, estilo y obras que dejó como legado nuestra entrañable y siempre recordada Elenita.

Semblanza de Elena Zamora Pórcel 

Retumban en mi mente su voz con la que me hizo sentir sus versos, los relatos de vidas de seres imaginarios, viajar por lugares desconocidos, vibrar de emoción con su interpretación poética que me acercó a la literatura; así la recuerdo a quien nació un 18 de octubre de 1931 en la Sucre que nos describe en sus narraciones y poemas. La hija mayor de Aurora Porcel y Alfredo Zamora compartiendo el calor de hogar con su única hermana Olga Zamora Porcel.

Su férrea formación en valores cristianos y humanos que trascienden en su producción literaria son el resultado de una familia conservadora y de su formación educativa según el carisma de las hijas de Santa Ana colegio donde concluyó sus estudios hasta salir bachiller. Eligió la carrera docente, profesionalizándose en la Escuela Nacional de Maestros “Mariscal Sucre” como Maestra Normalista de Enseñanza Secundaria, en la especialidad de Literatura y Español, título otorgado el 02 de febrero del año 1963. Hizo sus años de provincia en el pueblo de Camargo donde contrajo matrimonio con el Sr. Alfredo Chalup Seleme con quien compartió su vida y la satisfacción del amor y felicidad de sus tres hijos, Alfredo, María Elena y Cecilia Chalup Zamora.

Socia desde su fundación del Club del Libro “Jaime Mendoza”, presidente del mismo, los años 1991-1993. Primera Vicepresidente de la Unión Boliviana de Clubes del Libro (UBCLi). Todas sus publicaciones fueron acogidas por esta institución cultural que le abriera las puertas para dejar fluir sus pensamientos, sentimientos, recibiendo el apoyo permanente, cariño y reconocimiento.

Desde muy joven tuvo inclinación por la literatura, cultivando varios géneros como el narrativo, dramático, sin embargo, dedicó más tiempo al género lírico. Como maestra escribió obras teatrales y poemas inéditos, requeridos en todo el ámbito educativo donde se situó, mismos que se hicieron visibles en eventos culturales y artísticos. Publicó algunos poemas, en varios órganos periodísticos de Sucre y La Paz entre los que se mencionan Unión, Prensa libre, Correo del Sur y Prensa Literaria.

Es en la Escuela Normal donde concluye su carrera docente como catedrática de Literatura Universal, Lenguaje, Estética y Estilística.

Sus años de jubilada los vivió en Sucre y Camargo disfrutando de la lectura, su mayor pasión, sin dejar de escribir.

La vida nos distanció físicamente de ella, un 19 de junio de 2017 a los 86 años y algunos meses.

Reconocimientos

Su labor literaria fue reconocida con los Premios: “El Quirquincho de oro” Congreso Nacional de UBCLi en Oruro. En la ciudad de La Paz el segundo premio de cuento con el relato “Relocalizado”. En el VII Encuentro Nacional de UBCLI Segundo premio de poesía con su obra “Plegaria a la Mujer Boliviana” 1993. Los años 1999 y 2001, mención   honrosa con los poemas “Canto a la juventud”, “Tarabuco canto y pueblo”, en las ciudades de Cochabamba y Tarija. La Unión Boliviana de Clubes del Libro, le debe su himno que fervorosamente entonan los (as) socios (as) en eventos institucionales tanto a nivel nacional como local. “Medalla de Oro “al Mérito Docente por ANDECOP. “El Libro de Oros “otorgado por el Club del Libro “Jaime Mendoza” a los docentes destacados de Sucre.

Obras publicadas

Coautora del libro “Ecos de Chuquisaca” 1988. 

“Cuentos y Poemas” 1998

“Ala y Cruz” 2003 (Poemas)

Inédito Refugio 2008 (Poemas)

El bardo que espera, la poesía que surge entre relatos y versos

 “La sangre llama”, dicho popular que bien puede ajustarse a nuestra escritora quien, a través de la poesía y algunos cuentos publicados, hace revivir, añorar, valorar el pasado, el tiempo ido, o acaso el presente de una vida que antaño vivió, pero que a veces parece haberse detenido, cobrando fuerza en este hoy.

 

Su producción literaria retrata nuestra América, nuestra Bolivia, nuestra Chuquisaca, nuestra gente, sus sentires que son de ella y se hacen nuestros. Así se evidencia en sus poemas de los cuales extraigo algunos versos:

“América mestiza, está tu nombre
Resonando en el mundo del ayer;
Tu presente se yergue en el pasado:
Tribulación, leyenda, grito y opresión
Tus dioses te erigieron soberana,
Tus reyes predijeron tu inhumana,
Epicúrea y flagrante explotación.”
(Canto a América)

“¿A dónde va mi gente? ¿Qué presume? (…)
…campo y pradera, altiplano y nieve,…
Polen fecundo, monte perfumado,
Mi gente es fuerte…
Bronce esculpido en rostro campesino”
(Mi Gente)

Es evidente que nuestra escritora Elena Zamora Porcel, se identifica con su pueblo, con la maestra, con la mujer reflejado en poemas de mayor extensión y mucha fuerza. Con actitud apostrófica honra al maestro como percibimos en una de sus estrofas; de igual manera lo hace con otros textos donde denuncia la injusticia, buscando también la ansiada libertad. 

En una sociedad tan conservadora, donde se delimitaban y determinaban los roles tan marcados y exigentes para la mujer, se inspira en ella y la clasifica según su contexto y roles como el de madre.

“¡Yo te conozco Maestro! Y hoy proclamo,
Ante la insensatez del descontento
¡Que todo hombre es tu obra!
Que aquel que te niega y deshonra,
Es infame y funesto.”

(Ofrenda al Maestro)

“A todas las madres de esta patria ofendida
Por su reciente enclaustramiento
En la desocupación, el hambre y el dolor de este encierro,
que hoy es más denigrante
Porque aprisiona el fuego
De su ser, que es ardor.”

(Madre)

Entre los personajes, motivo de su inspiración está el maestro, la mujer, el relocalizado, el minero, los jóvenes, el hijo, el comandante, Dios y así va personificando ciertos elementos de la naturaleza como el mar, la coca. Otro aspecto influyente es la época del exilio y dictaduras por un periodo de dieciocho años lo que trae como consecuencia dentro de la producción literaria la canción protesta.

“Mil bolivianos salen, yo me quedo,
A fin de cuentas, ya me falta poco
Sólo afirmo con rabia y con recelo,
Que este firmamento que me cubre
Es también de los míos y que ellos,
Son también bolivianos con derechos.”

(Éxodo)

“El amor se desgasta en la existencia,
Es humano,
Casi a todos les pasa.
No me mires de ese modo,
Ya verás que cualquier tarde
Nos encontraremos en la plaza
Y ya seremos amigos
Sin fisuras ni remilgos”

(Inflexible sentencia)

Con lenguaje muy cercano al lector, aunque utilizando ciertos juegos de palabras y recursos estilísticos, llega al sentir del hombre y la mujer comunes, con textos subjetivos muy íntimos que confiesan su estado de ánimo, emociones, ilusiones, anhelos y temores. La vivencia de nuestra escritora transita por todos sus poemas. Es la mujer que, como muchas, producto de un patriarcado indeleble en su ser, recurren al arte para expresarse con libertad poética y denunciar, anunciar, evocar, protestar.

 

Elena Zamora Porcel al igual que grandes poetas Latinoamericanos habla de su entorno socio-político y cultural que, goza de actualidad (S.XX) y estilo, de fuerza, pasión, protesta y búsqueda de justicia; fusiona al hombre y a la mujer (fuerza y delicadeza) en busca de un ideal: igualdad, justicia, esperanza, ser.

Por lo dicho y lo que falta por decir, es digna de llamarse poetisa Chuquisaqueña, Boliviana y Americana.

Su producción literaria

Respetando el orden cronológico de sus publicaciones, transitaré por cada uno de ellos haciendo una breve presentación que motive su lectura, para hacerla más conocida y hacerle justicia a su esfuerzo que hizo por ocupar un sitial e inmortalidad con la literatura.

Llama mucho la atención que todas sus publicaciones hayan sido auspiciadas por instituciones como la Universidad “San Francisco Xavier de Chuquisaca, Alcaldía Municipal de Sucre y en todas las publicaciones de su propia autoría, El Club del Libro “Jaime Mendoza” haya acompañado con sus presentaciones y prólogo.

Tomaré los comentarios y valoraciones escritos en cada libro de modo que se conozca la opinión de otros lectores.

“Ecos de Chuquisaca” obra literaria publicada el año 1988 con el aporte e inspiración de tres maestras que eran catedráticas en la carrera de Literatura y Lenguaje de la Escuela Nacional de Maestros “Mariscal Sucre”: Bertha Sánchez y Virginia Samos

“…Es un libro surgido de la inquietud intelectual y de la experiencia lograda en la propia vivencia de las costumbres, los recuerdos, los problemas y los hechos cotidianos, recreados por la fantasía y la imaginación.” (“Ecos de Chuquisaca”, 1988, fundamentación elaborada por las autoras)

Así es, el contenido variado en los géneros literarios como poesía, narrativa, teatro están salpicados de la identidad y cercanía estrecha con su entorno, su realidad, su historia.

“Chuquisaca, la docta, no desmaya,

No se inclina ni vil ni mendicante.

El Derecho y al Historia es su baluarte,

Distinta y distinguidas esgrime el estandarte

De un destino feraz y edificante.” (“Ecos de Chuquisaca, 1988; pag. 5)

 

Posteriormente, el año 1998 publica su primera obra: “Cuentos y Poemas”, título que hace referencia a los textos que la componen. Dividido en dos partes, la primera de siete cuentos y la segunda, veinticinco poemas.

“Más descriptivos que anecdóticos, los cuentos (…) son transparentes en sencillez, su estilo fluye con claridad y armonía, llevando siempre un mensaje de comprensión y amor, y conservando una poesía bucólica que hace todo su encanto” (Presentación del libro “Cuentos y Poemas”)

En esta obra se reeditan algunos poemas de su anterior libro “Ecos de Chuquisaca”.

 “Camargo tierra bendita

esmeralda evocación

yo te canto verso y cuita

eres sol río y canción”. (Camargo)

 

Poema donde se percibe el entusiasmo, admiración, con un lenguaje popular combinado con palabras en quechua que le dan más vida e identidad, así como el colorido y musicalidad, cuidado la métrica clásica, permeabiliza el orgullo y satisfacción por la tierra de su origen.

 

“Ala y cruz” 2003 a partir de esta publicación, se define como poeta. La poesía es el medio de comunicación a través del cual llega al interior del poeta siendo el instrumento que conmueve y que llega rápidamente al público en su brevedad.

 “Los poemas que contiene este libro, brotados de la personalidad de la autora, que con frases, imágenes y palabras construye el mundo recreándolo a su arbitrio, son los ritmos las consonancias y las asonancias de su sinceridad toda prueba, en un lenguaje puro, preciso, rítmico, fraguado en situaciones personales de la vida misma.” (María Michel, Presentación del poemario, como presidente del club del libro “Jaime Mendoza”)

Uno de los poemas que se destacan en su libro es “Canto a la juventud”, que entre sus versos dice:

“La primera ilusión de primavera

Es la tierna mirada, del ansiado momento;

Es el beso primero,

Del fiel acatamiento;

Es el primer latido de Dios, hecho plegaria

Y es a veces la pena de la postrer quimera.” (Canto a la juventud)

 

“Inédito Refugio” 2008 su último libro publicado en vida

“…No será inédito a partir de hoy, en que sale hacia el mundo este volumen, portador de tanto corazón y tanta fe. Será refugio, sí, la poesía, pero ciertamente no es refugio del cobarde, del que se oculta y cobija lejos de la realidad. Es refugio del sabio, el que permite adentrarse en su propio corazón, en silencio, en retiro, para ver mejor y más lejos.” (Club del libro Jaime Mendoza”)

Compartiré algunos versos:

                “Verdades que se trasmutan

En nombres, fechas, nostalgias,

Verdades que hablan por años

Cuando anochece el alma” (Intemporal)

Su vida transcurrida, esa personalidad determinada que fluye en cada pensamiento escrito, en cada palabra esgrimida, todo este magnífico aporte la inmortalizará para todas las generaciones, marcando una época que ella se encargó de poetizar.

Elena Zamora hoy

“Quisiera que al término de mi andar continuo

cuando llegue la hora de no despertar;

remanso de calma sea mi ansiedad,

la paz de ultratumba, sólo descansar.”

Referencias bibliográficas

Blanco Elías. (2012, 10 octubre). Diccionario Cultural Boliviano. elias-blanco.blogspot.com/2012/10/elena-zamora-porcel.html. https://elias-blanco.blogspot.com/2012/10/elena-zamora-porcel.html

Estado plurinacional de Bolivia. (0000-00). Gaceta Oficial Boliviana. http://www.gacetaoficialdebolivia.gob.bo/index.php/resolucions/view/769. http://www.gacetaoficialdebolivia.gob.bo/index.php/resolucions/view/769

Elena Zamora P., Bertha Sánchez, & Virginia Samos. (1988). Ecos de Chuquisaca (Primera ed., Vol. 1). Proyecto Sucre ciudad universitaria.

Elena Zamora. (1998). Cuentos y Poemas (1.a ed., Vol. 1). Industria Gráfica 2000.

Elena Zamora. (2003). Ala y Cruz (1.a ed., Vol. 1). Imprenta Universitaria.

Elena Zamora. (2008). Inédito Refugio (1.a ed., Vol. 1). USFX Publicaciones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *